Significado de Iglesia anglicana

Qué es Iglesia anglicana:

La Iglesia anglicana es una confesión cristiana establecida de manera oficial en Inglaterra desde el siglo XVI. En la actualidad agrupa a la llamada “Comunión anglicana”, el grupo de iglesias anglicanas dispersas cerca del mundo, las cuales argumentan al liderazgo espiritual del Arzobispado de Canterbury.

La palabra anglicana significa, verdaderamente, ‘de Inglaterra’. Por esa razón, esta institución es llamada además Iglesia de Inglaterra.

Símbolo de la Iglesia anglicana.

La propagación del carisma anglicano más allá de sus fronteras, permitió comentar además de anglicanismo. Anglicanismo se referiría a aquellas comunidades religiosas que basan su forma de adoración y vivencia de la fe en el estilo o carisma de la Iglesia de Inglaterra. Para estas comunidades el primado de la Iglesia anglicana representa solamente un liderazgo moral y espiritual.

Gracias a su desarrollo histórico, la Iglesia anglicana tiene varios elementos parecido con la Iglesia católica, dado que su división obedeció a causas reglas más que teológicas.

Origen de la Iglesia anglicana

La Iglesia anglicana tuvo su nacimiento en una elección política del rey Enrique VIII (1491-1547), segundo monarca de la vivienda Tudor.

Van a ser clave dos puntos. Por un lado, el descontento frente el autoritarismo y la injerencia del primado de Roma en los asuntos políticos del Estado inglés, cuyos antecedentes se remontaban a los siglos XIII y XIV. Por el otro, la presión que Enrique VIII poseía sobre sí para ofrecer un hijo varón a la corona.

En aquella etapa, se suponía que el género masculino o femenino era otorgado por las mujeres, de forma que se atribuía a Catalina de Aragón, verdadera mujer de Enrique VIII, la incapacidad de ofrecer un hijo varón sano a la corona.

Enrique VIII se había enamorado de la dama de empresa de su mujer, Ana Bolena quien, para consumar la relación, impuso al monarca la condición de ser tomada por mujer y reina. Observando en ello la posibilidad de conseguir un heredero legítimo, el rey solicitó al Vaticano la anulación del matrimonio eclesiástico con Catalina de Aragón.

La negativa del papado, fundamentada en argumentos doctrinales, fue recibida como un nuevo intento de injerencia política. Consecuentemente, a través de la promulgación del Acta de Supremacía en 1534, Enrique VIII tomo la decisión de declararse a sí mismo como máxima autoridad de la Iglesia en Inglaterra, lo que le permitió anular su matrimonio y casarse con Bolena.

La división de la Iglesia anglicana sucedió simultáneamente a la Reforma protestante. No obstante, Enrique VIII no se aproximó en ningún instante a esta doctrina y, de hecho, la combatió. Esto asegura el carácter eminentemente político de la elección del monarca.

Enrique VIII jamás pudo conseguir un hijo varón de sus uniones formales. A su muerte, el poder va a pasar a manos de sus hijas. La reina María Tudor (1517-1558), hija de Catalina de Aragón, restauró el catolicismo dentro del reino. Cuando asumió el poder su media hermana Isabel I (1533-1603), hija de Ana Bolena, volvió a ingresar en vigencia la Iglesia anglicana, en esta ocasión de forma determinante.

Vea también:

  • Cisma.
  • Iglesia católica.
  • Reforma protestante.

Características de la Iglesia anglicana

Algunas de las propiedades doctrinales de la Iglesia anglicana son las siguientes:

  • Fundamentación en la Sagrada Escritura (Antiguo y Nuevo Testamento) como sendero de salvación.
  • Valoración de la tradición apostólica: aceptación del credo niceno y del credo de los apóstoles.
  • Práctica de los 7 sacramentos: bautismo, penitencia (general, no privada), eucaristía, afirmación, matrimonio, orden religiosa y unción de los enfermos.
  • Episcopado ajustado a la verdad de cada país donde tiene representación.

Parte de estos elementos son compartidos con la fe católica, con la cual el anglicanismo además tiene parecido el respeto a la Virgen María como madre de Dios, el calendario de los santos, las órdenes religiosas para hombres y mujeres y la mayoría de la liturgia y sus símbolos (vestimenta y objetos).

Algunos sectores de la Iglesia anglicana se han permitido un acercamiento al protestantismo. Esto es aparente en la adopción de los modelos de predicación carismática del protestantismo pentecostal en varias comunidades. Otras, no obstante, mantienen la liturgia clásico.

Vea también: Cristianismo.

Diferencia entre la Iglesia anglicana y la Iglesia católica

La más grande distingue entre la Iglesia de Inglaterra y la católica resulta de la objeción anglicana al modelo vertical y centralizado del papado de roma, el cual contrasta con la descentralización de la Iglesia anglicana.

El anglicanismo, más inclinado a la participación activa de los laicos, incorporó algunas transformaciones importantes que lo han separado más del catolicismo.

Simultáneamente, por la misma naturaleza de su composición, estas transformaciones no fueron aceptadas por todas sus comunidades, y están sujetas todavía a mucha oposición interna.

Los cambios más significativos son:

  • Eliminación de la obligatoriedad del celibato sacerdotal (aceptado en todo el anglicanismo);
  • Admisión del sacerdocio femenino (solo recibido en las diócesis más liberales);
  • Admisión del matrimonio homosexual (solo recibido en las diócesis más liberales).