Significado de Iglesia católica

Qué es Iglesia católica:

La iglesia católica es la congregación de los leales al cristianismo que está regida por el papa. Es la Iglesia más importante de todo el mundo, agrupa en su seno a bastante más de 1.200 millones de leales en todo el planeta.

De acuerdo con la doctrina, se creó por Jesucristo y apuntada por los apóstoles en sus primeros tiempos. Por este motivo, se autoproclama a sí misma como la exclusiva Iglesia cristiana verdadera. Su misión primordial, además de realizar, impartir y propagar las enseñanzas de Cristo y proteger la unidad de los leales, es contribuir a recorrer el sendero espiritual hacia Dios.

La palabra iglesia procede del griego ἐκκλησία (ekklesía), que significa ‘asamblea’, que era el concepto utilizado en el Obsoleto Testamento para denominar a la asamblea del pueblo seleccionado por el Señor, principalmente aquel que constituyó la asamblea del Sinaí, que fue donde el pueblo de Israel recibió a ley.

Católica, además, viene además del griego καθολικός (katholikós), que significa ‘universal’. Se utiliza este adjetivo para distinguirla de otras iglesias, de todas formas cristianas, como la anglicana, la ortodoxa o la protestante, que se distinguen del catolicismo por no hallarse sometidas a la autoridad del papa.

En ocasiones se habla de la Iglesia católica como Iglesia católica, apostólica y romana. Sin embargo, hay otras Iglesias de todas formas en comunión con el obispo de Roma cuyas tradiciones litúrgicas son diferentes a la romana. De esta forma, la Iglesia católica romana sería, en cierto modo, solamente una sección de toda la Iglesia católica.

La primordial sede de la Iglesia católica está en Roma, en el Estado de la Ciudad del Vaticano, un enclave dentro de la ciudad más importante italiana. Es un Estado sin dependencia reconocido internacionalmente.

Doctrina de la Iglesia católica

La fundamentación doctrinaria de la Iglesia católica como religión se apoya en los próximos puntos clave:

  • En el Credo de los Apóstoles, explicado y comentado en el Catecismo de la Iglesia católica aprobado por Juan Pablo II en 1992;
  • En la Revelación, oséa, en las verdades teológicas transmitidas por la Sagrada Tradición y fijadas en las Sagradas Escrituras.
  • En el dogma de la Inmaculada Concepción, según el cual Jesús fue concebido por María sin que esta fuera alcanzada por el “pecado original”;
  • En la autoridad espiritual eficaz de la Iglesia católica para el perdón de los errores y la remisión de penas, por medio de el sacramento de la penitencia y las indulgencias;
  • En la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, por medio de la transubstanciación del pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Cristo.

Historia de la Iglesia católica

La Iglesia católica fue estructurada y estructurada por los seguidores de Cristo a lo largo de los primeros siglos de nuestra era. Varios de los hechos más importantes durante la narración de la Iglesia católica fueron:

  • La propagación y consolidación de su dominio durante la Edad Vieja y la Edad Media en Europa, Oriente Próximo y el norte de África;
  • El Gran Cisma entre Oriente y Occidente en 1054, a raíz del cual la cristiandad se podría dividir en la Iglesia ortodoxa, en oriente, y la Iglesia católica, doblegada a la autoridad del papa, en occidente;
  • La propagación ultramarina de los imperios de europa a partir del siglo XV, que piensa además la extensión de los dominios de la Iglesia católica hacia nuevos territorios, principalmente en América;
  • El movimiento dirigido por Martín Lutero en rechazo de las reglas papales y las prácticas de corrupción en el seno de la Iglesia, del cual surgiría una exclusiva corriente doctrinaria dentro del cristianismo no doblegada a la autoridad del papa, popular como protestantismo.

Desde la Edad Actualizada hasta esta época, la Iglesia católica ha experimentado una sucesión de cambios y reformas que paulativamente fueron poniendo a la institución al corriente con los nuevos tiempos.

Vea además Cisma.

Organización de la Iglesia católica

Composición

La Iglesia católica es una institución compuesta, por un lado, por el clero, constituido por los obispos, presbíteros y diáconos, y, por el otro, por la comunión de leales.

Es una institución demasiado jerarquizada. Su cabeza es el papa, elegido por los cardenales, quienes además tienen la capacidad de ayudar al papa en la acción pastoral de la Iglesia y en la gestión del Vaticano y la Curia Romana. Ellos forman el Colegio Cardenalicio.

Ahora están los obispos, encargados de cada diócesis y ayudados por los presbíteros y los diáconos. Los obispos se reúnen en una asamblea, presidida por el papa, popular como Concilio Ecuménico. Además, los obispos tienen la posibilidad de organizarse en cada país alrededor de una Conferencia Episcopal o Asamblea de Ordinarios (en oriente). Eso sin contar las organizaciones interdiocesanas, que involucran a bastante más de un país.

Se suman a la organización de la Iglesia católica las congregaciones y órdenes religiosas, que más allá de que no forman parte integrante de la jerarquía eclesiástica, dependen del papa y los obispos.

Organización

Territorialmente, la Iglesia católica se organiza en diócesis o iglesias particulares. Cada diócesis está bajo la autoridad de un obispo. Las de más grande rango reciben el nombre de arquidiócesis y están regidas por un arzobispo. Se estima que existan hoy en dia cerca de 2.845 diócesis y 634 arquidiócesis. La primordial diócesis es la de Roma, que tiene dentro a la Localidad del Vaticano, sede papal.

Además hay nueve patriarcados, tres latinos y seis orientales. Los patriarcados son diócesis agrupadas alrededor de la autoridad de un obispo que tiene el encabezado de patriarca. Hay además nueve exarcados patriarcales y cinco territorios dependientes de patriarcas.

Además, hay prelaturas y abadías territoriales, que están constituidas por territorios no considerados diócesis, aunque trabajan como tales. En total, se cuentan 42 prelaturas territoriales, 11 abadías, una prelatura personal, correspondiente a la Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei, 35 ordinariatos militares y 8 ordinariatos para los leales de ritos orientales.

Se cuentan además 114 Charla Episcopales, seis Asambleas de Ordinarios, seis Sínodos Patriarcales, 4 Sínodos Archiepiscopales Superiores, tres Concilios de Iglesias y trece Charlas De todo el mundo distintas.