Significado de Lo barato sale caro

Qué es Lo barato sale caro:

El dicho “Lo barato sale caro” supone que esas personas que eligen por lo verdaderamente barato sin tener en cuenta la calidad, terminan por gastar bastante más de la cuenta.

El refrán enseña que antes de realizar un trueque comercial, sea de un producto o de un servicio, debemos primero asegurar la calidad, debido a que por el opuesto se sufren secuelas económicas y otras colaterales.

Así, el refrán contrapone dos valores: calidad versus economía. Los productos sin calidad se deterioran de manera rápida o causan inconvenientes colaterales que desarrollan costos plus.

Frecuentemente, la persona se ve obligada a volver a adquirir el artículo dañado y termina por exceder su presupuesto. En otras oportunidades, debe invertir dinero en solucionar inconvenientes complementarios causados por un mal producto o servicio.

Entre otras cosas, unos zapatos baratos de baja calidad, además de romperse de manera rápida, causan inconvenientes en la pisada y frecuentemente obligan a asistir al médico experto. El valor termina por ser más grande y más complejo.

Una adquisición capaz pasa por tener en cuenta la calidad por arriba de algún otro elemento. Elegir por la calidad es previsión, prevención y economía. Obrar al opuesto puede ser visto como tacañería o falta de perspectiva. Más vale “curarse en salud“.

En varias oportunidades, la relación calidad/precio puede ser favorable, pero siempre debe prevalecer la calidad que es, en el fondo, una manera de ahorro a futuro. Oséa, un artículo de calidad, aun cuando sea algo más caro, es siempre una “inversión”.

Lo mismo sucede con los servicios. Cuando se opta por un servicio económico, se arriesga la calidad del mismo y se compromete el triunfo de las ocupaciones previstas.

Algunas variedades del dicho son: “Lo barato sale caro y lo caro sale económico”, “Lo económico es caro cuando no es requisito” o “Lo económico siempre cuesta caro”.

Además tenemos la posibilidad de comprender algunos estos con concepto similar o equivalente: “Lo ruin y malo, de balde es caro” o “Quien se viste de mal/ruin paño, dos ocasiones se viste al año”.

Vea también:

  • Más vale impedir que lamentar.
  • Curarse en salud.
  • A buen pagador, no le duelen prendas.