Significado de Reforma protestante

Qué es Reforma protestante:

Se llama como Reforma protestante al movimiento espiritual iniciado por Martín Lutero, monje alemán, que señaló poderosamente la política religiosa de los papas el 31 de octubre del año 1517, cuando divulgó y colgó sus reconocidas 95 Proposición en las puertas de la Catedral de Wittenberg en Alemania, hace 500 años.

La palabra reforma sugiere la acción de cambiar o rehacer algo, en esta situación tiene relación a una verídica revolución religiosa por los cambios que se generaron.

Por su lado, protestante es un adjetivo que se utiliza cuando un individuo no está de acuerdo con algo, y es el vocablo que se suele usar en la iglesia católica a fin de llevar a cabo mención del luteranismo y sus ramificaciones.

Como resultado de las críticas hechas por Martín Lutero, éste fue excomulgado tras rebelarse en oposición a la iglesia católica por el Papa León X, después contrajo matrimonio y siguió con sus reflexiones sobre la Reforma protestante.

No obstante, no fue el exclusivo que se encontraba en oposición a muchas de las cosas que ocurrían en la Iglesia, además habían otros religiosos, políticos y pensadores que compartían su opinión e interpretación de las Sagradas Escrituras.

Vea también:

  • Reforma.
  • Iglesia católica.
  • Cisma.

Causas de la Reforma protestante

Una de las primordiales causas que motivaron a Lutero, y a sus fieles, a reformar la iglesia fue la venta de indulgencias. Para él, el Evangelio debía predicarse libremente y no ser comercializado. Para Lutero, la base del pensamiento era la fe.

Lutero quiso debatir sobre las pesimas costumbres que ejercía el papado de roma, en particular por los escenarios de corrupción que existían, porque, en ese entonces lo habitual era predicar la palabra de Dios en lugar de dinero.

La siguiente cita “Los justos vivirán por la fe”, era para Lutero de enorme consideración y fue la chispa que detonó su movimiento a enfatizar que la religión debía basarse en la fe, que es gratis de esta forma como la misericordia de Dios, y no las riquezas monetarias y materiales.

Según lo que platicaba Lutero, la fe es un don gratis que la gente tienen y es obra de Dios. El haber podido detectar este concepto, fue una revelación e iluminación que modificaron el sentido de las Sagradas Escrituras que Lutero poseía antes.

Otras causas que además se sumaron al descontento fueron el Cisma de Occidente, cuando tres papas se confrontaron por la autoridad pontificia, el comienzo del Romanticismo, y la actitud de esos curas que desconocían las Sagradas Escrituras, eran alcohólicos y adúlteros, y no eran un excelente ejemplo del catolicismo.

Por consiguiente, cuando Lutero tomo la decisión de que había llegado el instante correcto para poner a la luz su revelación y conocimiento, redacta 95 proposición como parte de un enfrentamiento estudiantil en el cual expuso sus desacuerdos con los principios escenciales del cristianismo y su hallazgo al resto de la iglesia católica.

Lo que siguió ahora fue una enorme disputa, Lutero atacó de manera directa la venta de indulgencias de Juan Teztel, en Alemania, debido a que era una vil forma de que la Iglesia, como institución, se lucrara por el pago que hacían la gente para que sacaran del purgatorio las almas de sus conocidos cercanos.

Hasta el momento, ninguna persona se había atrevido, de esta forma como él, a mostrar su molestia. Entonces, el 31 de octubre de 1517, día de Todos los Santos, Lutero logró públicas sus 95 Proposición, las cuales fueron impresas y se extendieron de manera rápida a distintos puntos de Europa.

Sin embargo, los representantes de la iglesia católica rechazaron las proposición de Lutero, se autoproclamaron como los únicos herederos de la realidad cristiana, e iniciaron una persecución a todos quienes seguían la Reforma Protestante.

Una vez iniciado el movimiento de la Reforma Protestante se generaron un grupo de combates y guerras por causas religiosas que se extendió precisamente treinta años. En ese entonces, quienes estaban en contra del Papa y de la iglesia católica fueron llamaron protestantes.

No obstante, la Reforma protestante y el protestantismo se expandieron y reformaron considerable suma de iglesias católicas, ganando lote y se transformó en una de las ramas del cristianismo con más practicantes.

Años después, Juan Calvino, teólogo francés, fundó una de las ramas más indispensables del protestantismo de nombre Calvinismo, en la cual tuvo en cuenta que debían eliminarse todos los sacramentos, menos el bautismo y la eucaristía, y basar la fe en Jesús.

Esta rama dio paso a otras como el anabaptismo, la anglicana, la presbiterana y la congregacionalista, por ejemplo.

La Reforma protestante fue una sublevación espiritual que afectó las perspectivas culturales, reglas, económicas y sociales de la etapa y que pertenece a los hechos más indispensables de la raza humana.

Vea además el concepto de Protestantismo y Cristianismo.

Reforma protestante y la Contrarreforma

La Reforma protestante fue iniciada por Martin Lutero como expresión de su conflicto con los abusos de poder y excesos que había en la iglesia católica, de esta forma como por las formas de proceder inadecuadas de sus dirigentes, los generó una enorme crisis moral y religiosa.

Por consiguiente, al extenderse las proposición de Lutero, el Papa y los obispos se juntaron para saber un plan en oposición a la Reforma, lo que en este momento se llama como Contrarreforma. En ese instante se tuvo en cuenta llevar a cabo lo siguiente:

Restitución del Tribunal de la Santa Inquisición: diseñado con el objetivo de perseguir, encarcelar y castigar a esos que se consideraban protestantes o no católicos.

Índice de libros prohibidos: era una lista compuesta por los títulos de las proyectos literarias que fueron consideradas como prohibidas por mostrar dogmas contrarios a las de la iglesia católica.

Creación de la empresa de Jesús: esta empresa se encontraba compuesta por Jesuitas que poseían como labor ir hacia los nuevos territorios conquistados en los otros continentes y transformar a los originarios en católicos.

Vea además Contrarreforma.